Rescates vehiculares

La "epidemia silenciosa"

En nuestros días, el trauma- el intercambio de energía que supera la resistencia del cuerpo humano, produciéndole lesiones- se ha convertido en una grave amenaza para nuestras vidas. En efecto, para los menores de 45 años, es la primera causa de mortalidad, y el 70% de los traumas se originan en accidentes vehiculares.

A lo anterior hay que agregar las lesiones que afectan a los sobrevivientes. Muchos de ellos quedarán para el resto de sus días con severos daños, de los cuales es especialmente grave la invalidez parcial o total, que destruye la calidad de vida para ellos y sus familias.

La "hora dorada"

Las estadísticas mundiales señalan que las personas que sufren accidentes y no mueren de inmediato, tienen grandes posibilidades de sobrevivir, aún cuando tengan lesiones muy graves, si reciben una pronta atención médica especializada. Este lapso crítico ha sido denominado la "hora dorada del trauma". Pasado ese lapso, la mortalidad en las personas accidentadas crece rápidamente.

No agravar el accidente

Hay otro hecho que se debe considerar: Gran parte de las muertes o del daño posterior se deben no al accidente mismo, sino a que la persona fue rescatada y transportada al hospital con procedimientos inadecuados.

Al rescatar a la persona accidentada, hay que tratar de hacerlo sin causarle más daño del que ya tiene. Por eso, si Ud. presencia un accidente, llame de inmediato a Bomberos y evite que se mueva a los heridos. Muchos mueren o quedan inválidos porque los sacaron a tirones por una ventanilla o los dejaron de espaldas en el suelo (con lo cual las personas inconscientes se asfixian con su propia lengua).

Rescate: tarea de Bomberos

En todo el mundo, el rescate vehicular es una de las responsabilidades de Bomberos, entre otras razones, por los eventuales problemas derivados del derrame o inflamación de combustibles. A lo anterior hay que agregar la posible presencia en el vehículo de materiales peligrosos: explosivos, tóxicos, corrosivos, etc.

Por otra parte, en los incendios, así como en inundaciones o terremotos, Bomberos debe cumplir, como parte normal de su tarea, la función de "sacar a seres humanos del sitio siniestrado y conducirlos a un lugar seguro". Más aún, en Chile, ha sido tradicional que Bomberos a través de sus Compañías de escalas, participe en rescates vehiculares.

Debido a lo anterior, desde hace unos 25 años Bomberos empezó a concurrir a los accidentes vehiculares, tanto para proteger de los riesgos de incendio del vehículo (Compañías de Agua) como para atender a los lesionados o liberarlos, si se encuentraban atrapados dentro del vehículo (Compañías de Escalas y/ o Rescate).

Papel de Bomberos en el Rescate Vehicular

Bomberos define su acción en el Rescate Vehicular como de apoyo a salud: se trata de liberar a la persona atrapada en el accidente, facilitar y colaborar con la atención que puedan darle los servicios de salud en el mismo lugar del accidente y prepararla para su rápido y seguro traslado a un centro hospitalario. (Samu, mutuales, ambulancias privadas, institucionales y otras).

La tarea de liberar al accidentado recibe el nombre de extricación (del inglés extrication, que significa "desencarcelar", entendido como liberar a alguien desde una situación que lo mantenía retenido). Para eso, los Grupos de Rescate disponen de elementos especializados, incluyendo poderosas herramientas hidráulicas, que pueden cortar los metales de los vehículos y separarlos en pocos momentos. Los procedimientos utilizados corresponden a técnicas aplicadas por los Bomberos de Estados Unidos.

Sin embargo, lo anterior no tiene sentido si la persona no llega viva al hospital o si al extricarla se le causan nuevos daños que agraven su situación. Por eso, los Bomberos rescatistas reciben una cuidadosa preparación en el Manejo Básico del Trauma. Esto corresponde a una serie de procedimientos, que no deben confundirse con los llamados "primeros auxilios", y que procuran tanto la mantención de la vida como la integridad de la persona durante la extricación y traslado.

Actualmente, en varios lugares del país, los servicios de salud pueden dar una atención intensiva al herido en el mismo lugar del accidente, antes del traslado, lo que aumenta notablemente sus posibilidades de sobrevivir con menores secuelas. Bomberos, en estos casos, debe colaborar con Salud facilitando el rápido y seguro acceso de médicos o paramédicos al herido, quienes lo estabilizan de modo que se pueda continuar con su extricación y transporte.

Manejo Básico del Trauma

Estabilización de la columna vertebral: si ella se daña, la persona muere o queda con invalidez irreversible. Para evitarlo, Bomberos le coloca de inmediato un "collar cervical", especialmente diseñado para rescate. Posteriormente, se le inmoviliza en camillas rígidas, sin partes metálicas, lo que permite el posterior examen mediante rayos X sin necesidad de sacársela.

  • Control de hemorragias externas: la pérdida de sangre podría acarrear la muerte, y sin la presencia en el lugar de personal especializado de Salud no será posible reponerla. Por ello, Bomberos procura controlar las hemorragias externas. Lamentablemente, las hemorragias internas sólo pueden ser tratadas mediante acciones médicas especializadas.
  • Resucitación Cardio-Pulmonar (RCP), que se aplica cuando la persona ha dejado de respirar o su corazón no late.
  • A lo anterior se agregan, cuando son necesarias, algunas medidas básicas de protección si hay fracturas, quemaduras, lesiones por productos químicos, etc. 


  • Los Bomberos rescatistas reciben capacitación en Manejo Básico del Trauma siguiendo las normas establecidas por el American College of Surgeons (Colegio Americano de Cirujanos), de Estados Unidos, a través del Advanced Trauma Life Support (ATLS). Para ello se cuenta con el valioso apoyo del capítulo chileno de esta institución.

Bomberos y la cadena ABC

De acuerdo a lo anterior, no es posible pensar que en un rescate Vehicular sólo deban participar los Bomberos. Por el contrario, ellos son parte de una cadena de medios físicos y humanos destinada a salvar vidas. Esa cadena también la integran Salud y Carabineros. Estos tres eslabones, llamados el ABC de la Emergencia (Ambulancias de Salud, Bomberos y Carabineros) deben trabajar coordinadamente, cada uno de ellos responsabilizándose de las tareas que le son propias, pero siempre dispuestos a prestarse unos a otros pleno apoyo y colaboración.

 



Libro de visitas

Bomberos de Chile »